domingo, 14 de mayo de 2017

Lesvy Berlín, crónica de un desastre anunciado!

¿Qué se espera de una persona que se codea con, si no con narcotraficantes y delincuentes, sí con pandilleros o drogadictos de barrio, porros o en general malas influencias? ¿Qué se espera de alguien que fraterniza con gente así, que aunque no participe de los crímenes (drogas, alcoholismo, etc) de aquellos, sí lo hace de su amistad y de su medio, de su contexto podrido o medio podrido?

¿Es razonable pensar que la exposición frente a tales amistades devenga alguna vez en una desgracia, quizá, por ejemplo, en ser objeto de una bala perdida entre una pelea natural entre pandilleros?

Crestomatía: http://notitotal.com/wp-content/uploads/2016/01/bala-perdida.jpg

Por supuesto que sí, de otra manera sería como esperar que jamás fuéramos mordidos por una serpiente viviendo en un serpentario; o como esperar no exponerse a ser picados por los moscos en una expedición a la selva. No es posible, simplemente no es posible.

Crestomatía: https://2.bp.blogspot.com/-iuXf-yKcZkE/WQ5BQ_jlojI/AAAAAAABUGY/m9Xu3CEIf_UxnbuQt8MNRXzJTUBsZzE3ACLcB/w1200-h630-p-k-no-nu/Unam-Lesvy-Berlin-Rivera-Osorio1.jpg

Hace unas semanas desgraciadamente una muchacha fue encontrada asesinada dentro de Ciudad Universitaria en la CDMX. Su nombre: Lesvy Berlín. Si Comunicación Social de la PGJ tiene razón y en verdad  la chica familiarizaba con personas alcohólicas y drogadictas, no es extraño que se haya posado sobre ella una desgracia semejante según lo ya expuesto anteriormente relativo a codearse con malvivientes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario