domingo, 29 de enero de 2017

Estupideces semánticas y otras cosas

En la última década, quizá, ha habido una tendencia horrible y vulgar en el habla mexicana. De pronto cualquiera te corrige cuando dices "y se embarazó", al contar la historia amable de cómo la madre de tu hijo quedó encinta. La idea es que las personas que intentan corregirte entienden que nadie debería decir se embarazó, como si la mujer se hubiera embarazado sola.

Pero en ese momento, en el momento justo en el que esa persona intenta corregirte, desaparece en ti la alegre disposición con que relatabas la historia, y mejor callas y se ennegrece tu corazón por la rabia que sientes por esa persona que te solicita replantees la forma incorrecta de hablar.

Crestomatía. http://blogs.transparent.com/english/files/2014/03/Redundancy.jpg

Hoy en día por doquier se encuentra uno personas así, abogando porque en vez de emplear "se embarazó" utilicemos "nos embarazamos" o "la embaracé" o algo semejante.

Bueno, evidentemente las mujeres quedan encinta y es eso lo que esencialmente se quiere expresar cuando se dice "se embarazó", es decir, "su cuerpo quedó preñado"; y tal expresión se dice en absoluta independencia del hecho de que el varón tenga concepciones machistas o pretenda desentenderse de la responsabilidad del embarazo. Digo, independientemente de que nadie pretenda desentenderse del embarazo, es un hecho que la mujer se embarazó; tal como se dice que "la taza se rompió" o que "el libro se quemó", sin que nadie pretenda significar que la taza ni el libro se rompieron ni quemaron solos.

Crestomatía. https://www.recreoviral.com/wp-content/uploads/2015/06/Cosas-redundantes-10.jpg

Subyugarse a esta tendencia popular de tener que especificar a un grado ridículo la idea de que la mujer no se embarazó sola y de que el hecho es o fue un asunto de pareja, es entrar en un juego inútil que no llega a ningún lado más que a redundar sobre algo que se da por sentado.

Es decir, se da por bien entendido entre personas educadas que la biología de un embarazo es cosa de dos (excepto en la fertilización in vitro), y por ello no hay ninguna necesidad de redundar sobre tal cosa, a menos, claro, que tratemos con gente cuyo nivel de entendimiento sea menor al promedio.

Crestomatía. http://teisy.weebly.com/uploads/3/1/2/1/31215329/8227608_orig.jpg

Si la idea es sensibilizar a la ciudadanía acerca del trato a la mujer y de comenzar a re-interpretar el valor de ésta en la sociedad y en la pareja, no creo que haya forma menos útil y vergonzosa para el lenguaje que esta de increpar a medio mundo para que diga "mi mujer y yo quedamos embarazados".

Tanto es así, que este tema hace recordar al ex-presidente Vicente Fox con su malhadada y demagógica iniciativa (desgraciadamente exitosa) de referirse a todos especificando todas y todos, como si no estuviera claro ya que la bendita palabra todos incluye a hombres y mujeres por igual.

domingo, 22 de enero de 2017

¡Me maldigo por ser un tramposo y mal perdedor!

Tengo una tableta con Android en la cual juego ajedrez. Uso la aplicación Ajedrez Chess Live. Me encuentran ahí casi diario con el usuario Profesor Berkeley. La aplicación cumple su objetivo, pero tiene una enorme falla: si durante una partida se pierde la conexión a internet o si no mueves tus piezas durante n tiempo, la aplicación no contabiliza esa partida en tu registro.

Como podrán imaginar, existe una enorme cantidad de usuarios que sacan provecho de ese bug en la app para no perder partidas que saben que no van a ganar.

Cuando aún yo no conocía este bug y durante una partida observaba que mi contrincante tenía un récord de 2 ó 3 mil partidas ganadas y tan sólo cien perdidas, me ponía a temblar inmediatamente, dando casi por hecho que yo iba a perder, pues un récord así impresiona un poco.

Crestomatía. http://m.memegen.com/v09a87.jpg

Pero pasó que no era raro que yo ganara partidas contra jugadores con récords mucho mejores que el mío. Era evidente que sus lostscores no reflejaban el número real de sus partidas perdidas. Para ser justos, el número de partidas perdidas de todos estos jugadores debería multiplicarse por 10, para que así la verdad del nivel del jugador se viera reflejada en su récord perdedor.

Crestomatía. http://1.bp.blogspot.com/-08npw8GfQnY/T2f2kS6FvyI/AAAAAAAAKys/V-MHbs5l0TE/s1600/zml.jpg

No voy a mentir (no más), cuando yo descubrí que podía engañar a mi propio lostscore, comencé a engañarlo, y lo hice continuamente durante algún tiempo. Pero un día me enfrenté contra un jugador cuyo usuario era algo así como: Admite tu derrota y renuncia. Leer esto movió mi sistema moral, tanto, que decidí no volver a mentir al respecto. Desde entonces mi lostscore refleja todas mis partidas perdidas, y si acaso llego a pensar que voy a perder una partida, presiono el botón Resign para darme por derrotado.

Crestomatía. http://www.ajedrezypsicologia.com/wp-content/uploads/2016/07/ajedrez-y-derrota.jpg

Como podrán darse cuenta, la mente humana a veces se comporta muy extraño cuando de auto-engañarse se trata. Cuando yo jugaba sin honor y hacía que mis derrotas no contabilizaran en mi lostscore, aun así me sentía orgulloso de tener un récord de muchas partidas ganadas y pocas perdidas. ¡Increíble! ¡Cómo podía experimentar orgullo de mí mismo sabiendo perfectamente que mi lostscore era una total mentira? No lo sé, pero sucedía.


domingo, 15 de enero de 2017

El arrepentimiento de personas como nosotros

Las expresiones del arrepentimiento suelen mover el corazón de quien las observa, tanto, que quien mira llega a pensar: «Pobre hombre, sin importar lo que haya hecho, merece el perdón de Dios».

Ahora bien, evidentemente el arrepentimiento es sin duda una muestra positiva del corazón de una persona. Sin embargo, ¿qué es exactamente lo que pide el espíritu de un hombre arrepentido cuando chilla suplicando por el perdón?


Crestomatía. https://theupsidedownworld.files.wordpress.com/2012/07/redemptive-suffering-statue-with-tears.jpg

Lo que está pidiendo es que se le otorgue paz después de haber cometido un crimen, una bajeza moral. Después de solazarse en la ejecución de un delito, después de ganar dinero o cualquiera otra miseria mundana obtenida al arruinar la vida de una persona como tú o yo, quiere que ésta le dé aún más de lo que ya le dio por fuerza. Este más es el perdón.


Crestomatía. http://static2.esoterismos.com/wp-content/uploads/2013/04/asesinato-en-tus-sue%C3%B1os-600x337.jpg

Reitero, nadie pone en duda que el arrepentimiento sea un signo evidente de calidad moral; pero visto desde cierta perspectiva (quizá la de un hombre resentido y amargado), el arrepentimiento resulta un signo humano bastante acerbo, difícil de tragar, en vista de que quien ahora se arrepiente quiere volver a ganar después de haber ganado ya con su maldito crimen.


Crestomatía. http://www.samael.org/idiomas/espanol/paginas/5_respondiendo_inquietudes/10-Sobre-el-sufrimiento/img/sufrimiento.jpg

El arrepentimiento, y con esto termino, no deja de ser algo encomiable; pero tampoco deja de chocar un poco cuando se observa que tal sentimiento libera a una mala persona de sus cadenas; y más enojoso resulta cuando se piensa que el arrepentimiento muy probablemente no busca nunca apagar el dolor de aquella persona a quien se hizo sufrir, sino apagar el propio sufrimiento por el crimen cometido. Lo cual nos hace recordar uno de los pocos pasajes realmente llegadores y que motivan el llanto de quien ha leído alguna vez a Platón:
A mí también, y contra mi voluntad, caíanme las lágrimas a raudales, de tal manera que, cubriéndome el rostro, lloré por mí mismo, pues ciertamente no era por aquél por quien lloraba, sino por mi propia desventura, al haber sido privado de tal amigo.
Fedón se expresó así ante los últimos momentos de la vida de Sócrates, y el mismo principio intentamos expresar aquí: el malvado ruega por el perdón, pero no por aminorar el sufrimiento de su víctima sino por libertarse a sí mismo del dolor que, gracias a Dios, bien se merece.

domingo, 8 de enero de 2017

¡Méndigas declaraciones sobre el aumento a la gasolina!

El día 5 de enero de este 2017 el presidente Peña Nieto salió en TV nacional a dar un regalo de Reyes Magos a todos los mexicanos, a saber, su manida justificación sobre el brutal aumento al precio de la gasolina para este malhadado año que no pinta nada bien.., y peor aún cuando mi tío Donald Trump llega a gobernar Estados Unidos.

En resumen, la justificación del presidente frente al gasolinazo consiste en que tal aumento encuentra su causa en factores externos, en el status quo internacional y no, repito, y no en las políticas internas del país.

Crestomatía. http://www.debate.com.mx/__export/1469031275831/sites/debate/img/2016/07/20/pena.jpg_594723958.jpg

Por un lado, se entiende perfectamente que un gobernante intente hacer ver bien a su propio país ante el mundo entero, aunque ello implique rechazar la existencia de cosas evidentes como la pobreza, la corrupción y la desigualdad. De otra forma, ¿cómo vender la marca México a inversionistas extranjeros si admite que la corrupción está al tope y que por más que se esfuerza no puede garantizar la seguridad de nadie? ¿Cómo podría atraer el capital extranjero si admite descaradamente la verdad: que en algunos casos México es un Estado fallido?

En este mismo sentido es posible quizá entender la justificación del presidente: el gobierno debe paliar el infortunado status quo de la economía y seguridad del país. Peña Nieto no sale en TV nacional porque le gusten las cámaras, lo hace porque quiere evitar un mal mayor, quizá una guerra civil.

Por otro lado, la justificación del presidente está claramente diseñada para llegar a un público muy específico: la perrada, el vulgo, la gente de a pie, que constituye ciertamente la mayoría de los ciudadanos. Como ya lo hablamos en otro post, la educación promedio de este país asciende al nivel Secundaria, que a penas sirve para poder contar del uno al diez y medio escribir.

Crestomatía. http://telefonorojo.mx/wp-content/uploads/2016/10/apoyan-importar-gasolina-aa17628044563998134ee1f9a3656872.jpg

Pero con un poquito de más educación, cualquier persona que no tenga cabeza de unicel pensaría lo siguiente frente a la justificación del presidente: «Bueno, sí señor, pero justificar así las cosas es tan ridículo como pretender que un padre de familia justifique la desgraciada economía de su casa arguyendo que la culpa no es suya sino del mundo entero que no se acomoda para que le vaya bien a su familia».

A leguas se nota lo increíble que resultaría la cosa si un padre de familia intentara justificarse de tal forma. Pero al presidente no le importó, y menos aún a los asesores que le entregaron ya redactado semejante discurso.

Crestomatía. http://static.animalpolitico.com/wp-content/uploads/2017/01/Gasolinazo-960x500.jpg

Terminemos, pues, con esto: ¿Y qué diablos ha hecho la administración pública todo este tiempo para evitar que el país se caiga a pedazos cuando los factores internacionales son adversos? ¿Acaso vemos a Alemania, Inglaterra, Francia o a cualquier país de primera, lloriquear como un niño frente a un terremoto cuando las circunstancias internacionales cambian? No, porque esos países que sí son países en serio, se tomaron la molestia de hacer lo necesario para fortalecer sus economías e industria para no depender tanto del resto del mundo y de lo que pase en él.

Mientras tanto aquí, en este país tortillero, bicicletero, en el que aramos la tierra como si viviéramos en el siglo XIX, tenemos que subir el costo de la gasolina en un 20% porque nadie se ha tomado en serio la idea de dejar de importar el maldito combustible y producirlo aquí en su totalidad.

domingo, 1 de enero de 2017

¡Matar a alguien de lejos no es lo mismo!

Resulta muy extraño pero es cierto: la distancia (metros, yardas, etc) juega un papel importantísimo en la decisión de cometer un crimen; o lo que es lo mismo, en la decisión méndiga de convertirse en una mala persona o seguir siendo alguien decente.

Diderot, ¿recuerdan?, una vez habló sobre este tema, y nos dijo que es mucho más fácil que alguien se decida matar a alguien si, por ejemplo, no observa el rostro de la persona a quien tiene que matar. Si nuestros sentidos no perciben a la persona a quien agredimos, nos resulta mucho más sencillo lastimarla.

Crestomatía. http://www.zetaestaticos.com/aragon/img/noticias/0/798/798592_1.jpg

Intentemos imaginar, pues, lo fácil/difícil que fue para el presidente Truman ordenar el asesinato de los más de 100,000 habitantes que fallecieron tras los bombardeos de Hiroshima y Nagasaky. Haya sido cual haya sido la facilidad/dificultad que experimentó al tomar esa decisión, existen altas probabilidades de que el presidente Truman jamás hubiera ordenado tal cosa si él en persona hubiera estado obligado a ver morir de frente al menos a unas cuantas de esas 100,000 personas, incluidos los pequeñitos de brazos y las niñitas tiernas de 5 años que toda familia tiene, evaporizados, chamuscados, quemados por el fuego de sus bombas.

¡Vaya espectáculo que hubiera tenido Truman frente a sí mismo si hubiera podido estar parado en el epicentro del horror del que fue causa cuando ordenó el bombardeo!

Crestomatía. http://html.rincondelvago.com/000552765.png

Cometer un crimen a distancia es una cosa, pero cometerlo de frente requiere agallas y una enorme falta de escrúpulos por el dolor ajeno. Por esto mismo, a la mayoría de nosotros ni nos vienen ni nos van mucho los asesinatos que suceden en Afganistán y Turquía, o en cualquier lado que no sea nuestra propia casa y a lo mucho nuestra calle, pero hasta ahí; y cualquier crimen cometido más allá de nuestra calle aún siendo nuestra propia colonia, ya nos parece bastante lejos y nos importa bien poco.

Crestomatía. https://fidelernestovasquez.files.wordpress.com/2011/08/hiroshima-fidel-ernesto-vasquez-7.jpg

Finalmente, y con esto termino, es muy probable que si el ser humano no tuviera el sentido de la vista, es decir, si no tuviera ojos, sería aún más cruel y perro de lo que ya de por sí es.