domingo, 8 de enero de 2017

¡Méndigas declaraciones sobre el aumento a la gasolina!

El día 5 de enero de este 2017 el presidente Peña Nieto salió en TV nacional a dar un regalo de Reyes Magos a todos los mexicanos, a saber, su manida justificación sobre el brutal aumento al precio de la gasolina para este malhadado año que no pinta nada bien.., y peor aún cuando mi tío Donald Trump llega a gobernar Estados Unidos.

En resumen, la justificación del presidente frente al gasolinazo consiste en que tal aumento encuentra su causa en factores externos, en el status quo internacional y no, repito, y no en las políticas internas del país.

Crestomatía. http://www.debate.com.mx/__export/1469031275831/sites/debate/img/2016/07/20/pena.jpg_594723958.jpg

Por un lado, se entiende perfectamente que un gobernante intente hacer ver bien a su propio país ante el mundo entero, aunque ello implique rechazar la existencia de cosas evidentes como la pobreza, la corrupción y la desigualdad. De otra forma, ¿cómo vender la marca México a inversionistas extranjeros si admite que la corrupción está al tope y que por más que se esfuerza no puede garantizar la seguridad de nadie? ¿Cómo podría atraer el capital extranjero si admite descaradamente la verdad: que en algunos casos México es un Estado fallido?

En este mismo sentido es posible quizá entender la justificación del presidente: el gobierno debe paliar el infortunado status quo de la economía y seguridad del país. Peña Nieto no sale en TV nacional porque le gusten las cámaras, lo hace porque quiere evitar un mal mayor, quizá una guerra civil.

Por otro lado, la justificación del presidente está claramente diseñada para llegar a un público muy específico: la perrada, el vulgo, la gente de a pie, que constituye ciertamente la mayoría de los ciudadanos. Como ya lo hablamos en otro post, la educación promedio de este país asciende al nivel Secundaria, que a penas sirve para poder contar del uno al diez y medio escribir.

Crestomatía. http://telefonorojo.mx/wp-content/uploads/2016/10/apoyan-importar-gasolina-aa17628044563998134ee1f9a3656872.jpg

Pero con un poquito de más educación, cualquier persona que no tenga cabeza de unicel pensaría lo siguiente frente a la justificación del presidente: «Bueno, sí señor, pero justificar así las cosas es tan ridículo como pretender que un padre de familia justifique la desgraciada economía de su casa arguyendo que la culpa no es suya sino del mundo entero que no se acomoda para que le vaya bien a su familia».

A leguas se nota lo increíble que resultaría la cosa si un padre de familia intentara justificarse de tal forma. Pero al presidente no le importó, y menos aún a los asesores que le entregaron ya redactado semejante discurso.

Crestomatía. http://static.animalpolitico.com/wp-content/uploads/2017/01/Gasolinazo-960x500.jpg

Terminemos, pues, con esto: ¿Y qué diablos ha hecho la administración pública todo este tiempo para evitar que el país se caiga a pedazos cuando los factores internacionales son adversos? ¿Acaso vemos a Alemania, Inglaterra, Francia o a cualquier país de primera, lloriquear como un niño frente a un terremoto cuando las circunstancias internacionales cambian? No, porque esos países que sí son países en serio, se tomaron la molestia de hacer lo necesario para fortalecer sus economías e industria para no depender tanto del resto del mundo y de lo que pase en él.

Mientras tanto aquí, en este país tortillero, bicicletero, en el que aramos la tierra como si viviéramos en el siglo XIX, tenemos que subir el costo de la gasolina en un 20% porque nadie se ha tomado en serio la idea de dejar de importar el maldito combustible y producirlo aquí en su totalidad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario