domingo, 6 de agosto de 2017

El gobierno es malo, el pueblo, peor!

Todos estamos hartos del desempeño horrible del negro gobierno que tenemos en México..., y, desde luego, tenemos toda la razón en los adjetivos oprobiosos con los que calificamos las cosas. Pero, ¿alguna vez nos hemos hecho un exámen, una autocrítica, intentando responder qué clase de pueblo somos, y si tenemos autoridad moral para señalar con tanta precisión las faltas de los otros? Porque quizá suceda que tenemos muy buena vista para hacer notar incluso las más inicuas faltas del gobierno, pero no vemos la viga que tenemos en nuestros propios ojos.

Crestomatía: http://diarioradar.com
Veamos los siguientes casos:
  1. El mercado negro de celulares robados es enorme y muy probablemente las mismas personas a quienes se los robaron son aquellas que los compran de vuelta sin saberlo, y
  2. el mercado negro de autopartes, que en principio es lo mismo que el caso anterior.
Crestomatía: http://www.eluniversaldf.mx 
Esta lista de dos elementos podría extenderse a 20, 50 ó 100 cosas horribles que suceden a diario en el país. Ustedes son personas inteligentes y por tanto entreven el hilo conductor que los une.

El leitmotiv o hilo conductor de la lista, es la conducta impropia y deshonrosa de la comunidad, es decir, del pueblo, quien provoca y causa los males que nos aquejan a todos. Lo que logran las personas torpes que compran autopartes o celulares robados, es incentivar el robo de autos y celulares en todas sus modalidades, con y sin violencia. Y el día de mañana que un delincuente te entierre a ti un cuchillo en el estómago para robarte tu celular, quien tendrá la culpa del nuevo hoyo que podrás presumir en tu vientre sanguinolento, no será el propio delincuente ni tampoco el gobierno por no trabajar en la educación ni en la seguridad públicas..., el culpable serás tú quien compra robado porque es más barato.

Crestomatía: http://www.campeche.com.mx
Si nadie comprara bienes robados, no existiría el mercado negro ni personas delinquiendo en la calle en busca de autopartes y teléfonos celulares. Y lo mismo podemos decir de la peste que se ha apoderado del Metro, los varilleros que nos deshacen los oídos con la música vulgar que comercian dentro de los vagones. Lo mismo podemos decir de las drogas y de las mil cosas más que sufrimos en este país, cuyo pueblo inútil y torpe como un animal, se constituye como el causante directo de los problemas que nos aquejan a todos.

¿El gobierno es un mal gobierno? Cierto, pero el pueblo es igual, e incluso peor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario