domingo, 30 de julio de 2017

México pierde otra vez, ahora contra Jamaica

Hoy me acabo de enterar que la selección mexicana de futbol perdió otra vez, ahora contra la selección jamaiquina en la semifinal de la Copa de Oro. La verdad que el futbol en general y sobretodo el mexicano me tiene más bien sin cuidado, cómo ustedes habrán notado hace tiempo en un post anterior.

Crestomatía: https://www.thestar.com/
Que México haya perdido ante Jamaica no es raro, pues también ha sucedido que es derrotado por otros equipos igualmente considerados bajos y casi amateurs como Túnez, Trinidad y Tobago y otros más.

La Concacaf es probablemente la confederación de futbol que circunscribe a los países con el futbol menos profesional existente en el mundo, abarcando en algunos casos a selecciones nacionales cuyos futbolistas no lo son de tiempo completo, sino que tienen empleos como los de cualquier otra persona y sólo como hobbie juegan al futbol. Creo que Jamaica es uno de estos países.

Crestomatía: http://voxpopulitam.com
Hace años, décadas ya, México era sin duda quien imponía las reglas en el campo de juego frente a otras selecciones dentro de la Concacaf. Recuerdo cuando eran comunes las goleadas escandalosas a Estados Unidos. Pero el tiempo pasó y hoy en día los peores de entre los más bajos de la Concacaf son capaces de imponerse a la selección mexicana. Esto no puede explicarse de otra forma más que el fútbol progresó en todas las selecciones nacionales de la Concacaf excepto en México, que sigue siendo el equipo que no pasa de los 8vos de final en los mundiales, el que tiene 2 ó 3 jugadores de buen nivel en el extranjero y no más..., es decir, sigue siendo un equipo estancado, como lo son muchas otras cosas en este país.

Crestomatía: https://ichef-1.bbci.co.uk
Podríamos decir más cosas oprobiosas contra el fútbol mexicano, tomando como referencia y punto de partida esta nueva derrota contra Jamaica, pero no lo haremos. Sólo terminaremos este post insistiendo en una idea que ya hemos hecho patente en otros posts: que cada uno es tan grande como las cosas que ama. ¿Idolatramos y seguimos con el corazón a la selección mexicana? Pues eso demuestra la calidad de poco hombres que somos, de personas mohínas y carentes, al tener como objeto de nuestro amor a una selección mexicana que, para no variar, no gana ni dentro de la Concacaf.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario