domingo, 25 de diciembre de 2016

¡Feliz Navidad, bobalicón Estado mexicano!

¿Y qué hace el Estado mexicano, específicamente el gobierno de la CDMX, para castigar a los borrachos que conducen automóvil en esta época de fiestas decembrinas? Les ofrece una cena navideña diversa y agradable, en vez de azotarlos como perros y castigarles la espalda como hacían los romanos con los criminales.

Las personas que conducen ebrias no sólo atentan contra su propia vida y la de quienes los acompañan, atentan contra la vida de peatones, ciclistas y todos aquellos que tengan la mala fortuna de cruzarse en su camino. Un borracho en automóvil es la muerte, y más si quienes conducen son de por sí personas altaneras e imprudentes que  no hacen caso a quien les increpa sobre su mórbida forma de conducir.

Crestomatía. http://laley.pe/upload/img/periodico/img_8183.jpg

Un borracho en automóvil está en proceso de cometer homicidio1. Tarde o temprano un borracho en auto matará a alguien. ¿Cómo se supone que tales personas aprenderán la lección si en vez de reventarles la espalda a palos, se les ofrece amistosamente una cena con ensaladas, pastas y ponches para que no pierdan su Navidad2?

(Funcionario mexicano del estado de NL, Félix Coronado Hernández)
Crestomatía. http://elpionero.com.mx/img/notas/111670_a79641df59.jpg

Reitero, el delito no debería consistir en manejar en estado de ebriedad, sino en algo parecido a intento de homicidio. Si el Estado castigara a los infractores de acuerdo a eso, veríamos cómo en 3 segundos los ciudadanos respetarían las leyes y reglamentos, pensando 7 veces las cosas antes de intentar conducir su auto después de beber.

Pero como el castigo que se prevé para alguien que conduce en estado de ebriedad es tan leve (unas cuantas horas de arresto, con opción a ampararse inmediatamente para ir a cenar a su casa en Navidad), ni los niños tienen miedo de ser detenidos por la policía. Yo creo que nadie jamás había observado semejante tolerancia ridícula a infringir las leyes y reglamentos.

Crestomatía. http://pueblaroja.mx/wp-content/uploads/2016/10/atropellado-1.jpg

Por esta tolerancia méndiga del Estado mexicano ante una sociedad perra y desobligada, es que la gente tira basura en la calle, se pasa los semáforos en rojo y no levanta las heces que sus perros defecan en la bendita calle. Con esto dicho, feliz Navidad a todos ustedes, borrachos, y que tiren con bien en la calle la basura que no pueden guardar en los bolsillos de sus pantalones.





1 Penalmente, el homicidio consiste en matar a una persona sin que haya intención de hacerlo.
2 Esto es cierto, los centros de detención (toritos) ofrecerán un menú que incluye tales manjares y otros más para la noche del 24 de diciembre.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario